agronoticias.es

¿Cómo se pueden estandarizar los datos y el intercambio de información para hacer que la industria de frutas y verduras sea más competitiva? Este es uno de los grandes temas de debate sobre los que reflexionan hoy en día las empresas que forman parte de la organización global GS1.

Los representantes del grupo de trabajo europeo, dedicado al diseño e implementación de estándares internacionales para la cadena abastecimiento, se han reunido en la sede de SanLucar en Valencia. La marca premium de frutas y verduras es miembro del GS1 y una de las pocas compañías en la industria que cuenta con un departamento interno volcado en la estandarización de datos.

Ni Alemania, ni Germany – sino DE
En la reunión de dos días, los participantes del encuentro han reflexionado entre otras cuestiones sobre la importancia de contar con una guía impresa que explique cómo etiquetar correctamente las frutas y verduras y cómo comunicarse adecuadamente entre partners en base a estándares consistentes. Y es que especialmente en los negocios internacionales, siempre ocurren problemas de comunicación así como conflictos con la legislación de los respectivos países. Un ejemplo se da en la denominación de origen del producto que en muchas ocasiones plantean dificultades de interpretación: ni Alemania, ni Germany – DE es el nombre correcto en el intercambio digital como código ISO para indicar claramente el origen.

"SanLucar trabaja en la estandarización desde hace tres años", explica Christoph Waltert, Commercial Planning Director en SanLucar. "Desde entonces, se han reducido significativamente los errores en los pedidos, las entregas o la facturación, lo que nos ha permitido ahorrar dinero. En este sentido, no puedo sino animar a otras compañías a implementar la guía GS1 para la estandarización". Y concluye, "la estandarización de los datos merece realmente la pena". Fuente: SanLucar