Cuna de Platero clausuró ayer la IV edición de su programa de educación alimentaria “Fresayunando. Desayunos saludables de Cuna de Platero”, un proyecto consolidado en el que han participado 2.500 niños. En total, los fresayunos han llevado la alimentación saludable y la información sobre cómo llevar una vida sana a unos 10.000 escolares en estos cuatro años.

Según ha explicado el presidente de la cooperativa, José Manuel Márquez Gil, “se trata de un programa con el que apostamos desde hace ya cuatro años por divulgar a los colegios de Moguer y su entorno la importancia de llevar en las primeras etapas de la vida una alimentación saludable, hacer ejercicio y el consumo de frutas y verduras, dando un protagonismo especial a nuestros frutos rojos”.

La clausura de esta edición del programa ha tenido lugar en el colegio Zenobia Camprubí, de Moguer, después de haber pasado por los otros dos colegios de la localidad: Pedro Alonso Niño y Virgen de Montemayor; San Juan Bautista, de San Juan del Puerto; y la Escuela Infantil Las Salinas, de Huelva. “La acogida de estos programas es lo que nos anima a repetirlos cada curso escolar. Tanto los alumnos como la comunidad educativa y sus padres son muy receptivos”. Este programa, que ha contado con la colaboración de Cajamar Caja Rural, “pretende sobrepasar los límites de las aulas y crear un poso en ellos, que se quede y se siga desarrollando cuando nosotros nos marchamos y llegue a sus familias, porque así conseguiremos que los hábitos saludables calen y los acompañen el resto de sus días”.

El médico escolar de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía Antonio Ladrero, ha explicado a los alumnos del colegio Zenobia Camprubí en esta clausura que “la mayor parte de las personas que atendemos en los centros de salud acude a causa de tener una mala alimentación y un estilo de vida poco saludable”. Por ello, ha animado a los alumnos a “tener una dieta sana, disfrutar de la naturaleza, de las buenas relaciones sociales, ser felices y hacer deporte a diario”.


Además de las charlas, los niños reciben unas unidades didácticas ¬–adaptadas a la edad del alumno– con las que a través de sus protagonistas –Teresa la fresa, Fernando el arándano, Flora la mora y Adelita la frambuesa– descubren las propiedades saludables de estas frutas. Así como un recetario de cenas saludables, una mochila y material escolar.

En la clausura han estado presentes el subdirector de la oficina de Cajamar, Álvaro Navas, y la responsable del programa “Creciendo en Salud” del colegio, Toñi Díaz

En esta edición de los fresayunos, Cuna de Platero ha llevado a las aulas la campaña “Dilo con arándanos”, puesta en marcha por la Asociación de Productores y Exportadores de Fresa de Huelva (Freshuelva), de la que la cooperativa forma parte. Esta iniciativa busca aumentar, mediante su conocimiento, el consumo de arándanos a nivel nacional. “Compartimos un objetivo común: aumentar el conocimiento que los consumidores tienen de los frutos rojos”, no sólo del fruto en sí, sino también de sus propiedades beneficiosas para el organismo, ha indicado Márquez.

Esta iniciativa una de las acciones de Responsabilidad Social de la cooperativa con su entorno social, medioambiental y económico.