agronoticias.es

(R.P.) Se han incrementado las cantidades de sandía y se prevé que se produzca una mayor entrada en las próximas semanas.

Las cotizaciones que se pagan al agricultor siguen siendo altas con cortes medios de noventa céntimos para la sandía negra sin semillas, sesenta y cinco céntimos para la mini rayada y setenta céntimos para la sandía rayada sin semillas. Sigue habiendo un retraso en la campaña debido a las desfavorables condiciones meteorológicas de esta primavera, que han reducido los rendimientos de este cultivo. En cuanto al melón, la situación en la producción es similar con cierta demora respecto a lo previsto. Además, hay que sumar una menor superficie de cultivo, especialmente de los tipos galia y amarillo. Los precios del tipo galia ronda los cincuenta y ocho céntimos, mientras que el tipo piel de sapo cotiza entre cincuenta y ocho y cuarenta y cuatro céntimos de euro el kilo.

Se reducen las cotizaciones del tomate rama y larga vida, al mismo tiempo que también bajan las cantidades recolectadas. El tipo larga vida tiene un precio medio de cuarenta céntimos, mientras que el pera se ende entre setenta y cuarenta céntimos, y el tomate ramo no supera precios de treinta céntimos con últimos cortes de veinte céntimos de euro el kilo. El calabacín, tanto el fino como el gordo, se vende por debajo de treinta céntimos y finaliza las ventas en torno a quince céntimos de euro el kilo. La berenjena larga se mantiene en precios que van de cincuenta a veinte céntimos y el tipo rayada sube hasta primeros precios de un euro con noventa con remates de un euro con veinte céntimos de euro el kilo.

En cuanto al pepino, el tipo francés cotiza entre treinta y cuatro y quince céntimos, mientras que el corto negro inicia las ventas en setenta céntimos y tiene remates de cuarenta y cinco céntimos de euro el kilo. Respecto a las judías verdes, la persona helda cotiza entre un euro con ochenta y un euro con diez céntimos, la persona roja tiene un corte medio de dos euros con sesenta céntimos y el tipo strike se vende entre dos euros con noventa y un euro con setenta céntimos de euro el kilo.

Respecto al pimiento, el italiano verde cotiza entre ochenta y cincuenta céntimos, mientras que el rojo sube hasta primeros cortes de un euro con cincuenta céntimos finalizando las ventas en torno a sesenta céntimos de euro el kilo. El lamuyo verde se mantiene con altos valores de entre un euro y setenta céntimos, mientras que el rojo sigue subiendo hasta primeros cortes de un euro con noventa céntimos de euro el kilo.

Almería: continua el descenso de precios en los melones galia y categoría