agronoticias.es

(R.P.) Esta semana del mes de noviembre siguen incrementándose las cotizaciones del tomate. El tipo pera sube hasta primeros cortes de un euro con veinte céntimos y tiene remates de ochenta céntimos de euro el kilo.

El tomate ramo cotiza de media sesenta y cinco céntimos, el tipo larga vida se vende entre un euro y noventa céntimos y el liso tiene una media de un euro el kilo. A pesar de las altas cotizaciones, la campaña de tomate almeriense no cobrará mayor intensidad hasta el mes de noviembre cuando se incrementen las cantidades. La falta de calidad del tomate rama de Bélgica y Holanda, en el final de su campaña, benefician a este tipo de tomate en Almería.

En el caso del pimiento, la estabilidad es la tónica en los precios del tipo california que se vende a una media de ochenta céntimos, en el caso del amarillo y rojo, mientras que el california verde cotiza a una media de cincuenta y cinco céntimos de euro el kilo. A mediados de este mes se espera una reducción importante de la producción centroeuropea, que permitirá tomar el relevo al pimiento california almeriense en los mercados internacionales. El tipo lamuyo, destinado principalmente al mercado nacional, sigue subiendo de precio hasta primeros cortes de un euro con cuarenta céntimos en el caso del rojo y el lamuyo verde se vende entre ochenta y cincuenta y cuatro céntimos de euro el kilo. El tipo italiano verde cotiza entre ochenta y seis céntimos y cincuenta y cinco céntimos de euro el kilo, y el rojo tiene una media de cincuenta y tres céntimos de euro.

El pepino corto y francés obtuvieron cotizaciones positivas en octubre. El mercado nacional continúa demando especialmente el tipo corto, favorecido por las cálidas temperaturas de este otoño. El pepino corto tiene una media de noventa y ocho céntimos, el tipo francés se vende entre un euro con veinticinco céntimos y un euro con diez céntimos de euro y el tipo corto negro tiene un primer corte de un euro con sesenta céntimos y finaliza las ventas en un euro con cuarenta y ocho céntimos de euro el kilo. En el caso del calabacín, tras los bajos precios obtenidos en semanas anteriores, las cotizaciones se elevan por encima del euro con cincuenta céntimos. El fino se vende entre un euro con sesenta y cinco y un euro con cuarenta céntimos de euro el kilo, y el tipo gordo inicia las ventas en un euro con cuarenta y finaliza en un euro con treinta céntimos de euro el kilo.
La berenjena larga se vende entre noventa y cinco y ochenta céntimos de euro, y el tipo rayada cotiza entre noventa y sesenta céntimos de euro el kilo. La oferta de esta hortaliza es reducida al mismo tiempo que la demanda sigue creciendo. Las judías verdes siguen ascendiendo de precio en estas semanas. El tipo helda tiene un corte medio de cuatro euros con treinta céntimos, la perona roja se vende entre cuatro euros con cincuenta y cuatro euros, la strike cotiza de media cinco euro con sesenta céntimos y la emerite tiene un corte medio de cuatro euros con veinte céntimos de euro el kilo.