agronoticias.es

(R.P.) Los altibajos en las cotizaciones se están convirtiendo en algo habitual en los mercados de origen almerienses. Los productos que peor rentabilidad están obteniendo son el calabacín y la berenjena, aunque en el resto de las hortalizas los precios no son elevados como correspondería al mes de febrero.

El calabacín no supera primeros cortes de cuarenta céntimos y tiene remates por debajo de veinticinco céntimos de euro el kilo. Las cotizaciones se han reducido de forma considerable debido al aumento de la oferta. Las plantaciones de calabacín realizadas a finales de octubre y primeros de noviembre se encuentran en plena producción, circunstancia que sumada al incremento de las temperaturas y de los niveles de radicación ha desembocado en un importante incremento de la entrada de género a las comercializadoras. La berenjena larga, la de mayor superficie de cultivo en Almería, baja hasta un precio medio de treinta y ocho céntimos, mientras que el tipo rayada obtiene un corte medio de ochenta céntimos. La oferta de esta hortaliza se ha incrementado en torno a un 25% produciéndose un desajuste importante en los mercados, un exceso de género que no está siendo demandado. El producto registró precios excepcionalmente altos en la segunda quincena de enero que han ralentizado la demanda. Las judías también han descendido esta semana. La helda se vende a un corte medio de tres euros con ochenta céntimos, la perona semi cotiza entre dos euros con sesenta y dos euros y la strike llega a los ocho euros y tiene remates de cinco euros el kilo.

En cuanto al pepino, el tipo francés se vende entre setenta y cincuenta y cinco céntimos, el corto negro inicia las ventas en ochenta céntimos y tiene remate de sesenta y cinco céntimos, y el pepino largo registra un primer corte de setenta céntimos y finaliza las ventas en torno a cuarenta céntimos de euro el kilo. En este último caso se está notando la llegada al mercado de las primeras partidas de pepino holandés, además del incremento de la oferta en origen en torno a un quince por ciento por el incremento de las temperaturas. Las plantaciones de pepino tardío de Almería se encuentran en el rebrote; mientras que en la costa oriental de Granada están en producción, principalmente las localidades de Carchuna y Castell de Ferro, en las que las plantaciones de pepino Almería se irán retirando paulatinamente entre los meses de febrero y marzo, en función del precio del producto y del estado fitosanitario de las plantas. La producción se está concentrando principalmente en calibres pequeños y medianos.

En cuanto al tomate los precios siguen fluctuando, con valores medios de cincuenta y cinco céntimos para el tipo larga vida, cotizaciones de entre setenta y cuarenta céntimos para el tipo ramo y primeros cortes de sesenta céntimos y remates de cuarenta para el tipo pera. En los mercados europeos destaca la presión de Marruecos y Holanda principalmente. Las exportaciones bajo contingente de Marruecos se han incrementado un 22%, frenando un mayor ascenso de cotización del tomate larga vida almeriense. El tomate es uno de los cultivos más importantes de Marruecos, concentrándose la producción invernada principalmente en las regiones de Sus Masa y Doukkala-Abda y siendo sus principales clientes la UE y Rusia. La oferta holandesa, aún sin ser abundante durante las primeras semanas de febrero, ejerce un papel importante en las negociaciones comerciales para situar el tomate rama almeriense en los mercados europeos.

Respecto al pimiento, el italiano verde aún se mantiene en precios por encima del euro con cortes medios de un euro con diez céntimos. El lamuyo rojo tiene un corte medio de un euro con quince céntimos y el verde cotiza a una media de sesenta y cinco céntimos de euro. El tipo california verde tiene un precio medio de sesenta y cinco céntimos, el rojo se vende entre un euro y noventa céntimos y el amarillo no supera cortes de noventa y ocho céntimos y tiene remates de ochenta céntimos de euro el kilo. Los agricultores realizan las últimas recolecciones de las plantaciones de otoño e incrementan los cortes de producto verde para acelerar la maduración del pimiento rojo y amarillo que queda en las plantaciones. La demanda internacional se centra mayoritariamente en el pimiento tricolor. Los calibres necesarios para la elaboración de este envase registran los precios más elevados, existiendo dificultad para encontrar pimiento California amarillo de calibre mediano. Respecto a la venta en granel, el California rojo es el que está teniendo mejor salida.

Almería: el incremento de la oferta vuelve a bajar los precios en calabacín y pepino