agronoticias.es

La Asamblea General Extraordinaria del Comité de Gestión de Cítricos (CGC) celebrada el pasado 15 de julio aprobó por unanimidad el nombramiento de Inmaculada Sanfeliu Feliu como su nueva presidenta.

Sanfeliu culmina así una trayectoria profesional vinculada con el sector citrícola y ligada en su mayor parte a esta entidad, para la que comenzó a trabajar en 1991. La nueva máxima responsable del CGC estará respaldada por las cinco vicepresidencias que durante el último semestre y de manera interina han compartido esta responsabilidad tras la marcha, en diciembre de 2019, de Manuel Arrufat, su predecesor. Se trata de los empresarios Vicente Giner (VICENTE GINER, S.A.), José Luis Martinavarro (CITRICO GLOBAL, S.L.), Marcos Gual (BAGU, S.L.) y Antonio Peiró-Camaró (PEIRO CAMARO, S.L.), así como de José Vicente Guinot (presidente de FEPAC-ASAJA). En los últimos meses, además, el CGC ha reforzado su plantilla y mejorado sus servicios técnicos.

Varios destacados empresarios quisieron tomar la palabra para agradecer a Sanfeliu el trabajo realizado durante décadas como técnico del CGC primero y desde julio de 2017, como primera ejecutiva de la entidad. La propia Sanfeliu, por su parte, confesó sentirse "orgullosa" por la confianza en ella depositada al tiempo que destacó el reto que supone pasar a presidir la que "sin duda, es la mayor organización citrícola del mundo". Y fiel a su carácter siempre riguroso con los datos, acto seguido, justificó tal cosa. Efectivamente, el sector citrícola español produce 7,5/8 millones de Tm, con un valor medio de 4.000/4.300 millones de euros. De éstos, 3.100/3.200 millones proceden de la exportación, de los cuales, al sector privado, representado por el CGC, con 120 empresas y 25 Organizaciones de Productores (OP's), le corresponden más de 2.300-2.400 millones. España es líder en exportación de naranjas, mandarinas y limones en fresco y el CGC es, por todo ello, la entidad con mayor representatividad en el comercio mundial de cítricos. Alrededor de tres de cada cuatro frutos cítricos comercializados en fresco en nuestro país es recolectado, manipulado y confeccionado por exportadores privados y las OP's que integran las producciones de estos, representados por el CGC. De hecho, sus compañías miembro dan empleo a "la mayor parte de los alrededor de 200.000 trabajadores (143.000 recolectores y 57.000 operarios de almacenes de confección) que viven de la naranja y de la mandarina en España", terminó por detallar Sanfeliu en su discurso tras asumir la presidencia.

Inmaculada Sanfeliu es ingeniero agrónomo por la UPV. Asumió en 1991 su primer cargo de res-ponsabilidad en Bruselas, año en el que comenzó a ejercer como técnico del Área de Agricultura y Política Comercial en la Oficina de la Comunidad Valenciana. Desde entonces y hasta 1996 simultaneó tal labor con la representación europea del propio CGC. A partir de octubre de aquel año y sin moverse de tal ciudad pasó a trabajar para Intercitrus con las mismas funciones. Con el arranque de la temporada 98/99 se incorporó directamente como técnico en el organigrama profesional del Comité en su sede central. En julio de 2017 reemplazó a José Martínez en la dirección general, quien se jubiló entonces. Por su trayectoria, Sanfeliu es una profunda conocedora del sector citrícola español, de su imparable proceso de internacionalización, de la Política Agrícola Común (PAC), de los tratados comerciales (OMC, acuerdos de asociación o con países terceros) así como de la normativa comunitaria, nacional y autonómica vinculada a esta actividad. "Desde 1991 que mido el tiempo por campañas citrícolas, no por años", confesó. Fuente y Foto: CGC