El volumen de frutas y hortalizas importadas por España en mayo creció un 3% respecto al mismo mes del año anterior, totalizando 301.276 toneladas, mientras que el valor creció un 14%, totalizando 301 millones de euros, según datos del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales procesados por FEPEX.

Las frutas han sido las que ha impulsado el crecimiento del global de la importación en mayo, con un crecimiento del 11,5% en volumen y del 20% en valor, totalizando 200.991 toneladas y 237 millones de euros, ya que la importación de hortalizas se redujo un 11% en volumen y un 4% en valor, totalizando 170.411 toneladas y 63 millones de euros.
La fruta más importada este mes ha sido la sandía con 45.397 toneladas (+82%) y 27,3 millones de euros (+106%), destacando también aguacate con 18.306 toneladas (+11%) y 38 millones de euros (+25%) y kiwi, con 19.855 toneladas (+11%) y 51 millones de euros (+50%).
En cuanto a las hortalizas, el descenso de la importación se ha debido a la caída de la patata, cuyas importaciones representaron más del 50% del total y se redujeron en un 22% y un 39% en valor con relación a mayo de 2019, totalizando 52.272 toneladas y 16 millones de euros. Por el contrario, creció la segunda hortaliza más importada en este mes, el tomate, con un 17% más en volumen y un 34,5% más en valor, totalizando 11.540 toneladas y 10,4 millones de euros.
En el acumulado de enero a mayo, la importación española de frutas y hortalizas frescas aumentó un 2% en volumen y un 6% en valor respecto a los mismos meses de 2019, totalizando 1,5 millones de toneladas y 1.441 millones de euros.
Los datos del mes de mayo reflejan, para FEPEX, un crecimiento de la importación en productos y calendarios coincidentes con la oferta española, presionando a la baja los precios de la producción nacional. Fuente: FEPEX