agronoticias.es

La Asociación se muestra satisfecha de las reformas que se han llevado a cabo bajo su presidencia y que han evitado el cierre de la aduana

"Hace 4 años asumimos la presidencia de una aduana que corría el riesgo de desaparecer porque necesitaba una serie de reformas que no se estaban llevando a cabo. Hoy, cedemos la presidencia con la satisfacción de dejar una aduana más moderna, capaz de afrontar el Brexit, de diversificar los productos que inspecciona y con la forma jurídica adecuada que le corresponde como ente coparticipado por capital público y privado", afirma Joan Serentill, presidente saliente de Edullesa.

El verano de 2016 Afrucat se hizo cargo de Edullesa, la aduana de Lleida, con la clara intención de profesionalizar la gestión y evitar su cierre por parte del Gobierno español que ya lo había anunciado en diferentes ocasiones.

Serentill: "una zona productora como la de Lleida necesitaba y necesita una aduana cercana para poder actuar con rapidez en caso de que se detecte una irregularidad y algún camión tenga que volver a origen".

Durante la presidencia de Afrucat, la aduana de Lleida ha afrontado una inversión de 450.000 de euros, financiados por la Diputación de Lleida y el Ayuntamiento de Lleida, propietarios mayoritarios de la instalación, y ha ampliado sus instalaciones con un séptimo muelle, con un muelle de congelados, para poder dar respuesta a la industria cárnica y también para dar respuesta al posible incremento de la actividad consecuencia del Brexit.

En este periodo también se han llevado a cabo los trámites que han permitido que Edullesa haya recalificado como un Almacén de Depósito Temporal (ADT) ya que se trata de un ente coparticipado por capital privado. Esta gestión ha sido una de las principales que ha evitado su desaparición.

Todas estas mejoras han permitido que Edullesa esté preparada para crecer en un futuro e incrementar las exportaciones a países terceros.

Según Serentill, "esta nueva presidencia que ahora recaerá en la Cámara de Comercio e Industria de Lleida puede ayudar a dinamizar aún más las instalaciones gracias a la visión más transversal que tiene la Cámara".