La Denominación de Origen Protegida (DOP) de la Granada Mollar de Elche celebró anoche la Gala Buen Interior con el objetivo de otorgar una placa de reconocimiento a las madrinas de honor de la presente campaña y rendir un homenaje a los sanitarios que luchan contra el Covid.

De esta forma, en la gala celebrada en el Gran Teatro de Elche se pudo hacer entrega de esta distinción a Carola Giménez-Esparza, jefa de servicio UVI del Hospital Vega Baja de Orihuela y a Mar Masiá, jefa de sección del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital General Universitario de Elche.
El acto contó entre otros con la presencia del Director General de Desarrollo Rural de la Generalitat Valenciana, David Torres, el diputado provincial de Desarrollo Económico, Sebastián Cañadas y los concejales de Desarrollo Rural y Promoción Turística de Elche, Felip Sànchez y Carles Molina; entre otros.
El presidente de la Denominación de Origen Protegida de la Granada Mollar de Elche, Francisco Oliva, se mostró orgulloso de tener a estas profesionales como madrinas de honor y agradeció su trabajo y el del resto de sanitarios.
"Gracias por vuestra entrega, por cuidarnos, por no desfallecer y sacar fuerzas de donde no las había".
Oliva señaló que ante la trágica situación que vivimos, "la esperanza que nos queda es pensar que después de tanto mal puede ocurrir algo bueno".
"Tenemos la oportunidad de aprender de esta difícil situación y construir un mundo mejor. De nada servirán los homenajes y los aplausos si luego no defendemos una sanidad con garantías, recursos e inversiones para trabajar e investigar. Tampoco servirán los reconocimientos a los agricultores si luego no valoramos el trabajo que hay detrás y la importancia que tienen estos productos para el territorio".
Emocionantes palabras de las madrinas
Mar Masiá se mostró muy agradecida por este reconocimiento que hizo extensivo al resto de profesionales y deseó que la situación pueda mejorar y "que pronto podamos reunirnos no solo con el corazón, como hoy, sino también físicamente".
Por su parte, Carola Giménez-Esparza quiso dedicárselo al "equipo humano de la UCI de la Vega Baja, a las familias que nos han ayudado y apoyado y a nuestros héroes: todos y cada uno de los pacientes y familiares que hemos atendido en la UCI, al de todas los pacientes de las UCIS del mundo y especialmente a todos los que nos han abandonado".
Giménez-Esparza precisó que "los profesionales del paciente crítico hemos tenido que enfrentarnos al mayor reto de nuestras carreras profesionales. Hemos cumplido con nuestro deber y trabajo y con el amor que tenemos a esta profesión pero esta pandemia ha supuesto para nosotros un gran esfuerzo organizativo, investigador y, sobre todo, una gran sobrecarga personal y emocional".
"Los pacientes son personas con nombre, que tienen una historia, familias, unas ilusiuones, esperanza, trabajo... y que en el caso de los que han sido ingresados en nuestras unidades han sido muy duramente castigados por esta pandemia. Hemos intentado cumplir con nuestro trabajo de la mejor forma posible y lo hemos hecho con todos los conocimientos técnicos, científicos y humanos que nuestra profesión nos exige y también poniendo toda nuestra alma y corazón".
Nuestro objetivo, continuó señalando en su discurso, "ha sido siempre conseguir la curación de nuestros pacientes y hemos luchado por ello mañana tarde y noche sin descano. También hemos intentado aliviar su solor, soledad y miedo así como el de sus familiares haciéndoles sentir que no estaban solos y que había un equipo de personas detrás de ellos luchando por su vida y por su bienestar psíquico y emocional... y esto lo hemos hecho sin monitores, sin respiratores, lo hemos hecho escuchando, tranquilizando, sonriendo y acompañándoles todo lo que nuestro trabajo nos ha permitido".
Buen interior
La gala sirvió para reivindicar los valores del buen interior de los sanitarios y también de las acciones que lleva a cabo la DOP bajo esta premisa como los envíos de Navidad para los que están fuera o la historia de homenaje a los mayores que se narra en el cortometraje Wilson.
Precisamente, la gala se cerró con la proyección de este corto que ha logrado emocionar a más de medio millón de personas a través de las redes sociales, que ha conseguido más de 150.000 reproducciones y que se ha compartido más de 1.500 veces. Fuente y Foto: DOP Granadas Mollar de Elche