agronoticias.es

El Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA), en su centro de Mas Bové (Constantí, Tarragona), ha inaugurado dos instalaciones dirigidas al sector del aceite y de los frutos secos.

Estas nuevas instalaciones están concebidas para que los profesionales del sector de la restauración conozcan de cerca, desde la práctica y el acceso directo a la información y los productos, las posibilidades de aplicación del aceite de oliva virgen extra y los frutos secos en la cocina, ya sea cocina tradicional o cocina más innovadora. En palabras de Joaquín Brufau, representante institucional del IRTA en Tarragona, «con estas instalaciones únicas, el IRTA pone a disposición del sector la capacidad de aproximar la diversidad de nuestros frutos secos y aceites a la gastronomía».

Las nuevas instalaciones que se han inaugurado han sido la Cocina Experimental de Aceites (CookingLab), una planta piloto para la experimentación de alimentos cocinados o enriquecidos con aceite de oliva y sus derivados funcionales, así como también con frutos secos, y contará también con una Sala de Cata de Alimentos. Por otra parte, el ShowRoom es el espacio donde se transferirán los resultados obtenidos, y que incluye un Centro de Interpretación de Aceite y Cocina, una Oleoteca (colección actualizada de aceites) y una Nuciteca (colección actualizada de frutos secos), donde también se pone a disposición de otros grupos de investigación las muestras trazables de las variedades allí presentes.

El acto de presentación de las nuevas instalaciones ha contado con la presencia de representantes de las diferentes instituciones que han participado en el PECT Nutrisalt: el Ayuntamiento de Reus, la Universidad Rovira i Virgili y Eurecat, junto con la colaboración del tejido empresarial y de diferentes ayuntamientos del Camp de Tarragona. Fuente y Foto: IRTA