agronoticias.es

Desde la pasada medianoche Francia ha suspendido la entrada de personas, incluidos los profesionales del transporte, a través de los puntos fronterizos terrestres y marítimos con Reino Unido, que se suman a las restricciones aéreas, para evitar la propagación de la nueva cepa de la COVID,

por lo que la exportación de frutas y hortalizas a este país, ya se está viendo afectada, aumentando la preocupación del sector, pendiente también de la negociación del acuerdo post-Brexit, que continua hoy.

Aunque la medida aprobada por el gobierno francés durará en principio 48 horas, la preocupación es máxima en el sector agrupado en FEPEX por su impacto sobre el transporte y el flujo comercial con Reino Unido. Por lo que se considera prioritario que se cree un corredor verde que permita el retorno de los transportistas y que permita la circulación de mercancías perecederas.

El volumen estimado de exportación de frutas y hortalizas a Reino Unido para el mes de diciembre es de 170.000 toneladas, volumen similar al de la campaña pasada, correspondiendo un 64% a hortalizas y un 36% a frutas. La exportación total española de frutas y hortalizas a Reino Unido se elevó en 2019 a 1,5 millones de toneladas por un valor de 1.779 millones de euros.

La preocupación generada por el cierre de puestos fronterizos entre Francia y Reino Unido se une a la incertidumbre ya existente por las negociaciones post-Brexit, que continúan hoy, después de que, ayer domingo, concluyera el ultimátum dado por el Parlamento Europeo para que se conociera el texto del acuerdo, y que hubiera tiempo para su ratificación. Las negociaciones post-Brexit son cruciales para los productores y exportadores agrupados en FEPEX, puesto que el día 31 concluye el periodo transitorio y el día 1 de enero cambiaran las condiciones de exportación. Fuente y Foto: Fepex