La consellera de Agricultura, Mireia Mollà, ha dado luz verde a la puesta en marcha de un nuevo procedimiento de lucha contra el 'cotonet' de Sudáfrica (Delocttococcus aberiae) tras firmar una declaración de emergencia que articula las condiciones y detalles de esta estrategia que viene a reforzar las acciones que ya se realizan para combatir la plaga.

La técnica en cuestión está basada en un producto elaborado con feromonas y piretrinas. Las primeras actúan como atrayente del 'cotonet', mientras que las segundas causan su muerte. Se presenta en unos dispositivos diseñados para su colocación masiva en el arbolado y está prevista la distribución de hasta 2,5 millones de trampas de este tipo.
"Hemos aprobado una inversión de 2,3 millones de euros para sufragar la compra de estos dispositivos -ha explicado la consellera- que van a complementar el método de combate consistente en la suelta masiva del depredador natural del 'cotonet', el Anagyrus aberiae, que ya estamos realizando desde el pasado verano".
Mollà ha destacado que "el importante esfuerzo presupuestario que hacemos responde al hecho de que la sanidad vegetal es una de nuestras prioridades porque somos conscientes de los graves problemas que las plagas y enfermedades acarrean a los agricultores y queremos prestarles todo nuevo apoyo".
Por su parte, el secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Roger Llanes, a la hora de referirse a los pormenores de este nuevo sistema, ha detallado que el producto "se repartirá, en cuanto esté disponible, entre ayuntamientos, cooperativas y organizaciones agrarias con el objeto de que los agricultores tengan un acceso fácil y rápido al mismo".
La Conselleria subvencionará el 50% de este tipo de tratamientos que apliquen los agricultores y, de acuerdo con los cálculos iniciales, las trampas de feromonas podrían estar ya listas y distribuirse por el arbolado a finales del mes de febrero.
"Se trata de un plan de choque -ha subrayado Llanes- en el marco de una estrategia global que estamos desarrollando contra el 'cotonet' de Sudáfrica para poder frenar su avance cuanto antes y limitar todo lo posible los daños que causa en nuestra citricultura".
En el otro frente abierto contra la referida plaga, la Conselleria de Agricultura ya ha realizado 24 liberaciones del parasitoide Anagirus en 22 puntos de 13 municipios valencianos, mientras los insectarios de la Administración pública trabajan a pleno rendimiento para multiplicar el número de ejemplares y poder acelerar así su suelta masiva. Fuente: gva