(R.P.) El incremento de pedidos con motivo de las fechas navideñas no ha despertado los precios en los mercados de origen almerienses. Las cotizaciones continúan estancadas en mínimos de rentabilidad y solo algunos productos registran valores más elevados que dejan más margen a los agricultores.

La situación más crítica la tiene el pepino largo que sigue vendiéndose por debajo de quince céntimos, el corto negro cotiza entre cincuenta y siete y treinta céntimos y el francés inicia las ventas en torno a setenta céntimos y tiene remates de cincuenta céntimos de euro el kilo.

El calabacín es otra de las hortalizas que tampoco consigue recuperar precio a pesar del descenso de la producción por la bajada de las temperaturas y la retirada de los cultivos más tempranos. El calabacín fino se vende entre cuarenta y cinco y veintisiete céntimos, y el gordo tiene un primer precio de cuarenta céntimos y remates de veinte céntimos de euro el kilo. La excepción de los bajos precios se encuentra en productos como la berenjena larga que consigue mantenerse entre un euro con veinte y noventa céntimos, mientras que el tipo rayada cotiza entre un euro con diez céntimos y setenta y cinco céntimos de euro el kilo. Las judías verdes también registran precios altos, habituales en estas fechas, destacando la strike con un corte medio de siete euros, la perona roja tiene una media de cinco euros y la judía emerite se vende entre tres euros con treinta céntimos y dos euros el kilo.

El tomate sigue apenas sin variaciones esta semana, con ligeras oscilaciones sin superar cortes de sesenta y cinco céntimos. El tipo larga vida tiene una media de cincuenta y cinco céntimos, el tomate liso se vende entre sesenta y cuarenta y cinco céntimos, el tipo ramo tiene un corte medio de cincuenta céntimos y el tomate pera comienza las ventas en sesenta y cuatro céntimos y tiene remates de cuarenta y dos céntimos de euro el kilo. El pimiento italiano verde oscila entre ochenta y sesenta céntimos, mientras que el rojo tiene un primer corte de setenta céntimos y remates de cuarenta y cuatro céntimos de euro el kilo. El lamuyo verde se vende entre noventa y sesenta céntimos y el rojo tiene un primer corte de noventa y cinco céntimos y últimos precios se sesenta céntimos de euro el kilo. El california verde tiene un corte medio de sesenta y ocho céntimos, el rojo se vende entre setenta y sesenta céntimos y el pimiento california amarillo alcanza un primer corte de setenta y siete céntimos y tiene remates de sesenta y cinco céntimos de euro el kilo.

Los cambios esperados en los mercados de origen de Almería no parece que lleguen hasta el próximo año a la espera de una mayor demanda, una reducción de la producción con el descenso de las temperaturas y un mejor flujo en las exportaciones que actualmente están influenciadas por la situación de bloqueo en Inglaterra.

Almería: pepino largo y calabacín no consiguen salir de la crisis de precios

El sector hortofrutícola alerta de que el caos por el bloqueo a los camiones amenaza con extenderse en la UE con el Brexit

10 millones de toneladas de frutas y hortalizas exportadas hasta octubre, un 4% menos, por un valor de 11.861 millones de euros, un 9% más