Nunca, hasta ahora, hemos vivido un momento tan desafiante para los agricultores.

Mientras alimentan a una población en constante crecimiento, se han visto enfrentados a retos como el cambio climático, las limitaciones de las tierras cultivables y la creciente demanda de la sociedad por una producción más sostenible de los alimentos.
Además, la pandemia en estos últimos dos años ha generado una crisis mundial sin precedentes. La imposición progresiva de restricciones en la movilidad debida a la crítica situación sanitaria ha impactado fuertemente en la producción, el transporte y la distribución de productos agrícolas. Al mismo tiempo, con los hogares cada vez más preocupados por su suministro diario de alimentos, la importancia de un sistema alimentario confiable se ha vuelto aún más evidente.

No hay duda, durante esta pandemia, del gran trabajo que los médicos y las enfermeras han estado haciendo para salvar la vida de las personas. Sin embargo, la crisis también ha ayudado a los consumidores a ver la tarea esencial que los agricultores desarrollan cada día para asegurar que tengamos alimentos sostenibles y de calidad sobre nuestras mesas. En BASF, esta situación nos reafirma lo que ya sabíamos: la agricultura es realmente el trabajo más valioso de la tierra.
La campaña El trabajo más valioso de la tierra, respalda la estrategia de negocio de BASF y destaca la necesidad de entender la actividad agrícola y el gran papel que juegan las innovaciones tecnológicas para una mejor gestión de los cultivos. BASF trabaja constantemente para traer al mercado soluciones que permitan alcanzar una agricultura sostenible, que solo será posible logrando el equilibrio entre más y mejores cosechas, la rentabilidad para los agricultores y la protección del medio ambiente y de los derechos de las generaciones futuras.
En el marco de la campaña El Trabajo más valioso de la tierra están programadas diferentes acciones que se irán conociendo a través de las redes sociales con el hashtag #UnAgricultorComoTu, con el objetivo de visibilizar esta ingente labor.

Información sobre la División de Soluciones Agrícolas de BASF
Con una población mundial en constante y rápido crecimiento, el planeta depende cada vez más de nuestra capacidad de hacer agricultura de forma sostenible y de preservar el medioambiente. La División de Soluciones Agrícolas de BASF trabaja con agricultores, profesionales del sector agrícola, expertos en control de plagas y otros para que esto se haga realidad. Por esta razón BASF invierte fuertemente en I+D y en una amplia cartera de productos, que incluye semillas, protección de cultivos química y biológica, gestión del suelo, sanidad vegetal, control de plagas y soluciones digitales para la agricultura. Gracias a equipos altamente profesionales trabajando en laboratorio, en campo, en las oficinas y en la producción, BASF es capaz de unir conceptos innovadores con acciones concretas para dar forma a ideas que tengan aplicación y éxito reales – para los agricultores, la sociedad y el planeta. En 2020 la División de Soluciones Agrícolas de BASF generó un volumen de negocio de 7.700 millones de €. Puede encontrar más información en la web www.agriculture.basf.com o a través de nuestras redes sociales. Fuente y Foto: BASF