agronoticias.es

R.P.) La campaña de sandía ha alcanzado el nivel máximo de producción. La calidad de los frutos es óptima, predominando los calibres mayores. Los precios han mejorado en la última semana debido a un aumento de la demanda, tanto a nivel nacional como en el mercado europeo y se registran los valores más altos de la campaña.

La sandía negra sin semillas se vende a una media de setenta y cinco céntimos, el tipo rayada registra precios medios de sesenta céntimos y la sandía mini alcanza los ochenta céntimos de euro el kilo. La oferta de melón también se ha incrementado y se va aproximando al tramo final de la campaña. El tipo categoría es el de mayor valor con cortes que van desde los ochenta a los setenta céntimos de euro, el amarillo baja hasta cotizaciones medias de veinte céntimos y el tipo galia oscila entre treinta y veinticinco céntimos de euro el kilo.

En cuanto al tomate, la oferta almeriense está ya siendo desplazada en los mercados europeos por productos de otros orígenes. Los precios son menores en los tipos que tienen como destino la exportación como el rama y larga vida. Ya han comenzado a retirarse muchas de las plantaciones para dar paso a la preparación de las fincas de cara a la próxima campaña agrícola. El tipo larga vida se vende entre cuarenta y cinco y treinta céntimos, el tipo ramo tiene un corte medio de cuarenta y ocho céntimos, mientras que el tomate pera registra un primer corte de sesenta céntimos y finaliza las ventas en torno a treinta céntimos de euro el kilo. El calabacín se mantiene estable esta semana en valores que van desde los cincuenta a los veinte céntimos de euro. Las altas temperaturas han propiciado que se incrementen los volúmenes de producción.

La producción de berenjena sube en torno a un treinta por ciento, los precios al mismo tiempo también han descendido debido a que se ha reducido la demanda de esta hortaliza. El tipo larga cotiza entre cuarenta y cuatro y veinte céntimos de euro, mientras que la berenjena rayada inicia las ventas en sesenta céntimos y tiene últimos cortes de cuarenta céntimos de euro el kilo. El pimiento italiano verde ha subido de precio y alcanza cortes de ochenta y cinco céntimos con remates de cincuenta céntimos de euro el kilo. El italiano rojo también sube y oscila entre noventa y cinco y cuarenta céntimos de euro. El pimiento lamuyo rojo se mantiene con altas cotizaciones comenzando las ventas en dos euros con cuarenta céntimos y los últimos cortes bajan hasta un euro con cuarenta céntimos, debido a que las calidades que presentan los frutos no son óptimas. El lamuyo verde obtiene precios menores con una media de un euro el kilo. Los cultivos de pimiento están ya en su última fase, motivo por el cual presenta calidades irregulares. Los agricultores están recolectando los frutos para comenzar con las tareas de limpieza y desinfección.

Junio, el mes de la sandía, el melón y la fruta de hueso

Los primeros melones y sandías de la Región de Murcia llegan con buena calidad y menos calibre