agronoticias.es

Mireia Mollà: "La presión coordinada del sector citrícola y las administraciones ha conseguido que la UE dé un paso trascendental para el sector, la seguridad alimentaria y la sanidad vegetal"

La Conselleria de Agricultura ha aplaudido el acuerdo de la Comisión Europea para aplicar el tratamiento en frío para las naranjas importadas de terceros países con presencia de la falsa polilla. La decisión ha protagonizado la reunión de este miércoles en el Comité Permanente Fitosanitario sobre Animales y Plantas (ScoPaff), cinco días después de que se aplazara el debate.

La consellera de Agricultura, Mireia Mollà, ha señalado que el cambio de criterio responde a la "presión coordinada entre el Ministerio de Agricultura, la Generalitat y el conjunto del sector en defensa de la citricultura y la sanidad vegetal europea". "Se ha conseguido que la UE de un paso trascendental para el sector citrícola y la seguridad alimentaria y la sanidad vegetal del continente", ha dicho Mollà.

"La Comisión Europea recupera la razón y el criterio técnico frente a una decisión que atentaba contra los derechos y la seguridad alimentaria de todo el continente", ha asegurado Mollà.

En este sentido, el tratamiento en frío no solo salva a la citricultura europea de la falsa polilla, sino también a otros productos sensibles, como el caqui, el albaricoque, el tomate, el pimiento, la berenjena, la uva, el plátano, el maíz, el roble, el melocotón y el garrofón.

La consellera ha reivindicado la puesta en marcha del tratamiento en frío de las naranjas importadas para la campaña comercial de este mismo año, además de avanzar que continuará con las reclamaciones para que el 'cold treatment' se extienda también a mandarinas y pomelos.

Esta es la primera vez que la Unión Europea aprueba una medida similar para aplicar el tratamiento en frío a la importación de frutas de países terceros.